El entorno único de la Albufera de Valencia

La Albufera de Valencia es una laguna costera somera (es decir, con una profundidad media de 1 metro) que cuenta con el reconocimiento de parque natural desde finales de los años ochenta del siglo XX.

albufera-de-valenciaSegún diferentes estudios realizados en la zona, la Albufera de Valencia es un vestigio de la orografía propia de la zona, cuya costa se componía de una sucesión de albuferas y marjales. Así, la formación de la actual Albufera parece situarse en el cierre de una antigua bahía (que se formó como consecuencia del hundimiento de la llanura valenciana) durante el Pleistoceno.

En la actualidad, la Albufera ocupa casi 2.100 hectáreas de superficie y tiene una cuenca hidrográfica de 917,1 kilómetros cuadrados.

A pesar de que se conoce con el nombre único de Albufera, esta zona se compone de las siguientes unidades del paisaje: la Dehesa del Saler (una franja de tierra en la que abundan los pinos, que separa el lago de la Albufera del Mar Mediterráneo), una serie de depresiones intradunares, el marjal (tierras que hoy se dedican al cultivo del arroz y que, antiguamente, ocupaba el lago), diferentes manantiales, el monte y el lago (uno de los mayores de España con 2.800 hectáreas).

La Albufera de Valencia se encuentra situada a unos diez kilómetros al sur de la capital valenciana, por lo que frecuentemente es visitado por turistas que quieren conocer la particular idiosincrasia de la zona. Un hecho que ha llevado a los restaurantes y empresas de la zona a poner en valor su entorno, pues tiene un gran valor ecológico al encontrarse especies en peligro de extinción, como el fartet o el samaruc. Además se trata de un entorno muy atractivo para las aves, que lo emplean para hacer una parada en su viaje migratorio, hibernando incluso en este lugar.

 

Arrozales en la Albufera de Valencia

El aprovechamiento primario de los recursos naturales en el Parque Natural de la Albufera es muy intenso y se ha concentrado en torno a la pesca, la caza y el arroz. En este último caso hay que señalar que las condiciones de inundabilidad que existían en el entorno del lago, así como su escasa profundidad ha permitido el desarrollo de este cultivo en la zona. De hecho, ha sido precisamente la extensión de esta actividad agraria la que ha conllevado que el lago haya visto mermada sus dimensiones. Y es que en la actualidad, el parque natural de la Albufera valenciana está rodeado de 223 kilómetros de arrozales.

albufera de valenciaEn estos cultivos se produce un grano con denominación de origen propia que emplean los restaurantes de la zona para elaborar platos autóctonos como la paella, el All i Pebre (que se elabora con las anguilas que se pescan en el lago) o el arroz a banda. Para poder dar buena cuenta de ellos hay que acercarse hasta la pedanía de El Palmar.

Este arroz es, casi en su totalidad, redondo y de la variedad bahía. Una tipología que no se encuentra en otros arrozales españoles, donde se obtiene un arroz largo o chino.

 

Según destacan los investigadores y cocineros de la zona, la riqueza de matices que muestra el arrozal durante su ciclo, hacen que el arroz sea especialmente exquisito. Razones por las que los expertos en este tipo de grano lo adquieran para la elaboración de sus creaciones más exitosas.

Para completar la estancia y la degustación de los platos típicos de la zona de El Palmar, muchos locales ofrecen a sus comensales la posibilidad de dar un paseo por el lago en barca tradicional, al terminar la comida.

Además de disfrutar de su comida y de los paisajes, el Centro de Interpretación de la Albufera ofrece también visitas guiadas, rutas, senderos, información a visitantes, detalle sobre las zonas recreativas y las que están habilitadas para la práctica de actividades deportivas… Es decir, todo aquello que el turista que quiere acercarse a este entorno natural necesita para disfrutar de su estancia.

Para visitar la Albufera podemos contratar diferentes servicios que nos permitirán disfrutar de sus encantos naturales a pie, a caballo, en bicicleta o desde un autobús. Muchos restaurantes proponen la visita en barca por la albufera antes o después de comer, con salida desde el propio restaurante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *