Restaurante Casa Ángel

¡Así es como se come una paella!

A nadie escapa que la paella es el plato más conocido de la cocina española. De ella se han realizado numerosas versiones y variaciones, renovaciones e incluso reinvenciones que están muy alejadas de la tradicional paella valenciana, pero, ¿cómo se come una paella según la tradición valenciana?

Sin embrago, hoy por hoy, nadie se ha parado a pensar en que la paella es mucho más que un conjunto de ingredientes que se cocinan en un recipiente concreto. Y es que no sólo hay que saber cómo se hace una paella, también hay que conocer su significado. Especialmente en lo que a la forma de comerla se refiere.

En la Comunidad Valenciana la paella es sinónimo de hermanamiento y de familia, de ahí que suela comerse unos días concretos y de una manera especial. Si no sabes a lo que nos estamos refiriendo, no te preocupes, en Restaurante Casa Ángel hemos preparado este artículo con el que queremos ayudarte a conocer cómo se come una paella. Presta atención y toma nota para la próxima vez que pienses en comer paella.

Restaurante Casa Ángel

 

Cómo se come una paella

La paella es una elaboración de grandes dimensiones que, por sus particularidades, pide ser compartida. De ahí que en muchas reuniones familiares (especialmente las de Valencia, pero también en toda España) la paella sea uno de los recursos habituales. Y es que se trata de un plato en el que muchas personas pueden aportar algo, que se hace poco a poco y que permite coronar la mesa en la que se degustará la comida.

En Restaurante Casa Ángel consideramos que el valor simbólico de la paella debe reclamarse con la misma fuerza con la que se defiende su receta original o la calidad del recipiente en el que se cocina. De ahí que hayamos redactado este decálogo en el que queremos expresar cuál es la manera adecuada de comer una paella.

  1. La paella se come con tenedor si nos la han servido en un plato. Es decir, si vamos a comer nuestra ración. En caso de que vayamos a comer directamente de la paellera, la tradición dice que debemos usar cuchara. Antiguamente el protocolo marcaba que esta cuchara fuera de madera, pero hoy día dado que son más complicadas de encontrar, podemos pasar por alto este detalle y manejar una cuchara metálica.
  2. La distribución de la paella se hace como si se tratara de una tarta. Es decir, se hace por porciones. A cada una de las personas que hay en la mesa le corresponde un triángulo desde los laterales hasta el centro. Y no podemos invadir el de otro comensal, por mucho que nos apetezca la gamba o el trocito de carne que haya en su zona.
  3. La paella debe comerse directamente de la paellera, aunque sea algo a priori, extraño.
  4. Si hay alguien que quiere que se le aparte su ración, no hay problema. Se la servimos en un plato y listo. Eso sí, a la hora de sacarle se hace del centro de la paella, nunca de los laterales. Y es que si hacemos esto último estaremos entorpeciendo la división del resto de la paella.
  5. Para que no se caigan los granos de arroz, lo suyo es llenar la cuchara bien y apelmazar un poco su contenido contra los bordes de la paellera. Ojo, un poco, no hay que aplastar la totalidad del contenido de la cuchara.
  6. Si no te gusta alguno de los ingredientes que han caído en tu porción, los puedes separar con el extremo de la cuchara que no entre en contacto con tu boca y depositarlo en el centro. Seguro que algún alma caritativa se hará cargo de ello.
  7. Cuando uno de los invitados a la paella ya ha saciado su apetito, bastará con que apoye la cuchara sobre la paella para que el resto sepa qué está ocurriendo. Si ha dejado algo de su porción, estará a disposición del resto de las personas que comparten la paella.
  8. A nadie escapa que el “socarraet” es de lo más atractivo de la paella. Cuando aparezca se debe repartir de manera equitativa entre todos los comensales.
  9. La comida concluye cuando todas las personas que están en la mesa se retiran de la misma; o cuando ya no queda ni un granito de arroz que poder llevarse a la boca.

Dado lo divertido y entretenido que resulta comer paella, lo ideal es hacerlo en familia o con un grupo de amigos. Comentando lo que nos parece la misma e incluso proponiendo nuevas recetas o secretos a la persona que la haya preparado.

Es conveniente, además, ir regando cada bocado de paella con un buen vino o con un buen trago de agua.

Restaurante Casa Ángel. como se come una paella

 

Ahora pues, ya sabes cómo se debe comer una paella. Y ya puedes compartir este momento de la mejor manera posible con tus familiares y amigos. Sobre todo si es en nuestro restaurante, donde cuidaremos que todos participéis de la experiencia con el mismo éxito.

Restaurante Casa Ángel. Calorías de la paella.

Te sorprenderá conocer las calorías de la paella

¿Cuántas son las calorías de la paella? Si estás a dieta sabrás lo complicado que es poder seguir unas pautas básicas durante el verano. Y es que las visitas, las reuniones con familiares y amigos, así como la incapacidad de encontrar espacios en la que sirvan productos para este tipo de menús, hacen que nuestros deseos de bajar de peso acaben en saco roto.

Sin embargo, si acudimos a un restaurante en el que se elaboren paellas valencianas caseras es probable que puedas conseguirlo. Y es que, aunque depende mucho del tipo de paella que consumamos; la realidad es que la paella es un plato bajo en calorías, rico en nutrientes, que te saciará y muy sano. Por lo que apúntate a la paella adicción y mantén tu figura o sigue acercándote a tu peso ideal, sin problema alguno.

En Restaurante Casa Ángel sabemos los beneficios que una buena paella puede conllevar para nuestra salud, especialmente si queremos comer sin engordar. De ahí que contemos con una gran variedad de paellas con las que cada comensal puede encontrar aquella variante que mejor se adapta a sus necesidades.

 

Calorías de la Paella 

Existe una gran variedad de paellas, pues son múltiples las combinaciones de ingredientes que se pueden realizar. De ahí que no podamos afirmar sin más que la paella es un plato bajo en calorías.

Lo que sí podemos hacer es señalar que la paella puede ser un aliado para quienes buscan celebrar reuniones en torno a una mesa, y no quieren acabar con la dieta o con los planes de adelgazamiento en los que se encuentran inmersos.

Para que puedas hacerte una idea, en Restaurante Casa Ángel hemos redactado este artículo con el que queremos ayudarte a que te hagas una idea de la cantidad de calorías que contiene una paella.

La paella que contiene menos calorías es aquella que tiene, sobre todo, verduras. Es decir, aquellas en las que debemos tener en cuenta las calorías que contienen: el arroz, el aceite de oliva, las legumbres y la propia verdura ya mencionada. Este compendio de ingredientes suma unas 379 calorías aproximadamente, que se reparten entre aminoácidos grasos, vitaminas, minerales, hidratos de carbono y fibra. Lo que supone un plato muy completo y saludable. Si valoramos los porcentajes de cada una de estas calorías podríamos comprobar que la mayor parte de ellas corresponden a hidratos de carbono (el arroz, principalmente); y el resto se dividiría entre grasas y proteínas. Lo que supone un balance muy equilibrado que pocos platos tan sabrosos y gustosos alcanzan.

Esta cantidad de calorías es la que correspondería a un plato. Es decir, a unos 250 gramos de paella.

Paella Valenciana Restaurante Casa Ángel. Calorías de la paella

Paella Valenciana

En caso de que haya que sumar otros ingredientes como mariscos, carnes, pescados, etc. la cifra irá creciendo exponencialmente. Por lo que al escoger una paella, lo mejor es que conozcamos todos sus ingredientes. Y la calidad de los mismos, pues dependiendo de si se trata de carne magra o con más porcentaje graso, la calidad de los nutrientes será mejor o peor.

Igual ocurre con las paellas de mariscos, un tipo de alimento que tiene un alto contenido de calorías y que puede hacer que cada porción supere las 500 calorías. O con las paellas mixtas, complicadas de vincular con dietas disociadas.

Restaurante Casa Ángel. Calorías de la paella.

Paella de Marisco

En Restaurante Casa Ángel sólo utilizamos productos frescos de primera calidad, por lo que incluso las paellas que por contenido contendrían un mayor número de calorías, son más sanas que otras que se sirven en espacios de restauración donde se sirven paellas precocinadas. Y es que estas orientaciones calóricas sólo se pueden aplicar a paellas realizadas en casa o en restaurantes donde se prepararan las paellas desde cero.

Así pues, si quieres disfrutar de una comida sana en grupo en verano, no lo dudes y opta por la paella. Mejor aquellas que son bajas en calorías, pues te ayudarán a mantener tu figura sin tener que renunciar a nada.

 

Arroz negro ¿Cuál es su origen?

El arroz negro es una elaboración muy popular en nuestro país. Raro es el restaurante de cocina tradicional que no lo ofrezca en su menú siendo uno de los preferidos de los turistas cuando visitan España. Especialmente entre quienes se acercan a las regiones de Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Aunque no se sabe con seguridad en qué momento comenzó a elaborarse este plato, lo cierto es que guarda similitudes con un plato tradicional italiano: el riso al nero di seppia. Aunque, como suele ocurrir con estas elaboraciones,  el paso del tiempo y el cambio de ubicación, han hecho que se haya adaptado notablemente.

Muchos estudiosos de la cocina española afirman que ya se hace mención a este plato en libros del siglo XVII, cuando hay tratados en los que se señala la tinta de calamar como ingrediente de algunas elaboraciones.

Precisamente de este ingrediente se obtiene el color negro del arroz y un sabor que recuerda al mar. Un elemento que se incorpora en el momento en que se prepara el caldo de pescado y que hoy día podemos adquirir en muchos supermercados donde se vende en pequeñas bolsas que encontrarás en los ultracongelados.

 

Cómo preparar un arroz negro

Aunque podemos encontrar diferentes recetas en lo que arroz negro se refiere, lo normal es que este plato se complete con el uso de mariscos y moluscos. Y así como suele realizarse en  el Levante español.

No es un plato complejo, de manera que puedes elaborarlo en casa sin ningún problema.

Para la preparación de la receta básica (para unas cuatro personas) vas a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de arroz redondo.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 cebolla.
  • 1 cebolleta.
  • 250 gramos de mejillones.
  • 150 gramos de gambones.
  • 150 gramos de almejas.
  • 300 gramos de calamar y su tinta.
  • 50 gramos de habas.
  • 500 mililitros de caldo de pescado.
  • Algunas hebras de azafrán.
  • Una cucharadita de postre de pimentón.
  • 1 diente de ajo.
  • 3 ñoras.
  • 3 tomates maduros.

 

Realización de un arroz negro tradicional

La realización del arroz negro no es complicada pero debe realizarse de manera cuidadosa para poder sacarle el máximo sabor a todos los ingredientes que participan de él. En este sentido tenemos que hacer lo siguiente:

  1. Cortar en trozos el tomate, el diente de ajo y las ñoras.
  2. Sofreír en una sartén todo lo anterior junto al azafrán y el pimentón. Reservar.
  3. Cortar y sofreír el pimiento junto con la cebolla.
  4. Una vez que hemos preparado todos los sofritos verter todas las verduras junto a las habas en la paellera.
  5. Cuando todos los ingredientes tengan aspecto de pochado, agrega el arroz y saltéalo junto al resto de los ingredientes.
  6. Añade la salsa de las ñoras y la tinta del calamar.
  7. Incorporar el calamar troceado, los gambones y las almejas a la paellera. Rehógalo junto al arroz y las verduras.
  8. En otro recipiente calienta el caldo de pescado.
  9. Cuando el caldo esté caliente, agrégalo poco a poco al arroz. Para ello es necesario que el fuego esté fuerte.
  10. Cuando hayas incorporado todo el caldo, baja la intensidad de la fuente de calor hasta el mínimo y deja que termine de hacerse durante quince minutos.
  11. Incorpora los mejillones y deja la paella al fuego hasta que el arroz consuma el caldo restante.
  12. Servir coronando cada plato con un gambón y a disfrutar.

Arroz negro. Restaurante Casa Ángel.

 

En Restaurante Casa Ángel contamos con una oferta de arroz negro que puedes degustar en nuestro local. Un plato muy atractivo y de un gusto delicioso, que, a buen seguro, te sorprenderá.

 

origen de la paella. Cultivo de Arroz en La Albufera

¿De donde procede el nombre de «paella»?

La paella es el plato más popular de la cocina española. Degustada en todo el mundo, incluso en ocasiones habiendo adoptado combinaciones de ingredientes sorprendentes, la paella cuenta con el reconocimiento de chefs de todo el mundo. Sin embargo, a pesar de todas estas referencias son muy pocas las personas que realmente conocen el origen de la paella, de dónde procede su nombre.

En Restaurante Casa Ángel somos especialistas en todo tipo de elaboraciones a partir de arroz, y realizamos la paella de la manera tradicional. Por eso nos preocupamos por conseguir que nuestros comensales disfruten de una experiencia completa cada vez que acuden a nuestro local.

Y esto incluye, por ejemplo, conocer los ingredientes que empleamos o el origen de sus nombres. Para que puedas beneficiarte de estos conocimientos hemos escrito este artículo en torno al nombre de la paella. Para ello, nos hemos realizado la siguiente pregunta: ¿de dónde procese su nombre?

restaurante casa ángel. origen de la paella  

Origen de la paella: ¿De dónde procede el nombre de “paella”?

Denominamos paella al tipo de sartén grande, generalmente con dos asas –aunque podemos encontrarla sin ellas- donde solemos preparar la elaboración con arroz y otros ingredientes que recibe el mismo nombre.

Se trata de un recipiente no muy profundo, circular, en el que se reparte el calor por igual. Lo que permite que los alimentos se cocinen de igual manera y que se expongan a la misma temperatura.

La palabra paella tiene su origen en el latín, donde encontramos la palabra “patella” para referirse a sartén. De ahí que no sea extraño que en la Península Ibérica se empleara este nombre para las comidas que se hacían en este tipo de recipiente.

Cuando en la zona de La Albufera comenzó a prepararse la paella (más o menos como la conocemos hoy) se empleó esta palabra para referirse a un plato en el que la gente humilde echaba en su interior aquello a lo que podía acceder. Es decir: arroz, verduras de la huerta, pescados de la zona que se pescaban en las barcas, etc.

Poco a poco, la popularidad de la forma en la que se cocinaba el arroz en la Comunidad Valenciana fue extendiéndose y se denominó paella a cualquier elaboración de arroz que se realizara “al modo valenciano”, “a la valenciana”.

Llegados a este punto hay que recordar que la paella como elaboración culinaria surgió entre los siglos XV y XVI. Resultado de la necesidad que tenían los campesinos y pastores de contar con una comida contundente que les ayudara a afrontar la jornada diaria.

Esta comida se preparaba en el campo, sobre la marcha, y debía componerse de los alimentos que tenían a mano. Verduras de la huerta, carnes de conejo o de ave, arroz, aceite de oliva, azafrán y poco más. Eso sí, admitía múltiples variantes atendiendo a los animales y vegetales que se pudieran encontrar en la época y zona. De ahí que encontremos referencias a paellas con caracoles en diferentes libros de cocina de siglos atrás.

Cierto es que esta costumbre también fue desarrollada por los pescadores de La Albufera, de ahí que también encontremos paellas con pescados y mariscos.

Era un plato que debía hacerse poco a poco y que se comía justo en cuanto se terminaba. Para poder aprovechar la jornada laboral.

 

origen de la paella. restaurante casa ángel

 

Hoy día, como ya hemos comentado, se puede encontrar en muchas versiones. Y todas ellas igual de ricas. Especialmente si la han realizado con arroz de La Albufera y con los ingredientes más frescos.

Así pues, la próxima vez que comas una paella ya sabes el por qué de cada uno de los ingredientes, y la razón de por qué se preparan de esa manera. Un modus operandi que seguimos en Restaurante Casa Ángel, lo que nos permitirá poder disfrutar del sabor de siempre con ingredientes de calidad y realizado a fuego lento.