Entradas

donde comer paella

¿Donde comer paella valenciana?

El mejor lugar para comer una buena paella

Comer paella valenciana es el objetivo de muchas de las personas que visitan Valencia, especialmente de quienes se acercan procedentes de otros países o de otros puntos de la geografía española.

Esta es una de las razones por las que visitan la zona de La Albufera, donde se localiza el origen de este popular plato de la gastronomía valenciana. De ahí que su principal objetivo sea probar la original paella valenciana, la que se cocinaba en los fogones de la gente humilde que vivía en esta zona tan peculiar de Valencia.
Sin embargo, aunque su intención es buena; no siempre consiguen el objetivo. Y hay muchas ocasiones en las que restauradores sin experiencia preparan paellas sin tener en cuenta la calidad de los ingredientes, la autenticidad de los mismos, y, sobre todo, la historia de un plato tan especial como es la paella.
Para ayudarles en esta búsqueda, desde Restaurante Casa Ángel, de El Palmar, en Valencia, hemos redactado este post con el que queremos dar algunas claves con los que poder conseguir comer paella valenciana de calidad. Y es que somos expertos en este plato que llevamos cocinando toda una vida.

Cómo es la paella valenciana

La paella valenciana es un plato sencillo que debe prepararse con mucho mimo y siguiendo unas indicaciones y respetando unos tiempos concretos. De lo contrario, el resultado no será el
que se obtenía con las recetas de nuestras abuelas.
Lo primero que debemos saber para comer una paella valenciana es que debemos escoger adecuadamente el local en el que lo haremos. Debe ser un espacio tradicional, de comida de siempre, especializado en platos locales. Y es que sólo quienes llevamos muchos años trabajando en la realización de estos platos sabemos cómo deben hacerse adecuadamente. En el caso de Restaurante Casa Ángel desde su llegada, nuestros clientes entran en contacto con la tradición. Así, nuestros salones están decorados con las herramientas de labranza que se empleaban para cultivar en la zona las verduras que luego se incorporaron a la referida paella valenciana.
Otra pista que nos puede ayudar a saber si el lugar que hemos seleccionado es bueno para comer paella valenciana es conocer el tipo de arroz que emplean. En nuestro caso sólo utilizamos arroz bomba, que es el que se cultiva en la Albufera, un grano de calidad que tiene el sabor y los nutrientes que hacen que la paella valenciana sea una de las elaboraciones estrella de la dieta mediterránea.
Aunque en la carta de los restaurantes vamos a encontrar muchas y variadas posibilidades de paella, en el caso de que queramos probar la tradicional debemos recordar que se trata de una receta que sólo emplea pollo y conejo para acompañar al arroz. Aquí no hay pescados o mariscos, que son elaboraciones posteriores.
Si has seleccionado adecuadamente, podrás observar que te ofrecen también otras elaboraciones tradicionales como el Arroz a banda; o el Arroz del senyoret. Esa es una seña inequívoca de que has entrado en un establecimiento que cuida la tradición y que se esfuerza por darte de comer una auténtica paella valenciana. Lugares como restaurante Casa Ángel, que trabaja en este sentido desde hace décadas. Lo que le ha llevado a obtener una inmejorable valoración de los usuarios en aplicaciones tan populares como Trip Advisor.
Así pues, si quieres disfrutar de una buena paella valencia acude a Restaurante Casa Ángel, en El Palmar. Podrás degustar la receta original, con productos de la zona y siempre al mejor precio. No lo dudes y haz tu reserva. Con ello no sólo te asegurarás una mesa en un espacio de restauración excelentemente valorado por los usuarios; sino que tendrás la certeza de poder degustar una inmejorable receta de paella valenciana.

Saber más sobre el arroz y sus diferentes variedades

El arroz constituye uno de los aportes de hidratos de carbono básicos de la alimentación debido a unas cualidades nutricionales: aporta energía, al ser muy rico en almidón (350 calorías por cada 100g); también proporciona un 7% de proteínas; y es una fuente importante de minerales, fósforo, potasio y hierro, así como de algunas vitaminas como B1, B6 y niacina o vitamina B3.

En torno al siglo X los árabes lo introdujeron en España, y a ellos debemos su nombre: “ar-rroz”. Lo cultivaron en los humedales valencianos y andaluces, aunque en realidad procede de Asia donde se empezó a cultivar hace más de 5000 años en el sudeste asiático y en China, de donde pronto pasó al Japón. De ahí, las dos variedades principales derivadas de la original, llamadas japónica (arroz de zonas más templadas, de granos medianos o pequeños, también denominado redondo) e índica (arroz de zonas tropicales, de granos alargados, más delgados y planos).

Algunos de los tipos de arroces más conocidos dentro de estas dos variedades son los siguientes:

Variedad japónica

Arroz DO Variedad AlbuferaDe grano de aspecto medio o redondo, elevado valor energético y rico en hidratos de carbono. «Su cocción es homogénea y tiene una gran capacidad de absorción del sabor de los alimentos que acompaña». Se recomienda «para elaborar paellas, arroces caldosos y guisados».

Arroces como el senia, el bahía y por supuesto el bomba son arroces de la variedad japónica cultivados en la zona de levante. Siendo el arroz bomba DOP “Arroz de Valencia”. También señalaremos dentro de la variedad japónica, el arroz Arborio:

  • Arroz bomba

El arroz bomba, hace referencia a «la capacidad que tiene de “abombarse” durante la cocción, en lugar de abrirse o romperse». Una vez cocido aumenta su volumen al doble y se mantiene siempre suelto. La resistencia a la sobrecocción lo hace muy apreciado. Es muy adecuado para paellas y todo tipo de recetas de arroces valencianos, al horno o en cazuela de barro.

  • Arroz Arborio

El municipio italiano de Arborio le da nombre a esta variedad japónica. Por su textura cremosa, es ideal para elaborar recetas de arroz cremoso, como el típico risotto.

 

 

Variedad indica

De grano de aspecto alargado más delgado y plano. Es un tipo de arroz que nose pega y siempre queda suelto. Una vez cocido, su textura esponjosa y ligera es ideal a la hora de preparar ensaladas, guarniciones y todo tipo de recetas con un toque exótico.

Dentro de esta variedad, señalaremos el arroz basmati, el arroz thai y el arroz vaporizado:

  • Arroz basmati

El arroz basmati pertenece a la variedad índica y originaria de la India y Pakistán. De grano largo y fino, una vez cocido, queda muy esponjoso. Con un aroma y un sabor exótico, es ideal elaborar ensaladas y guarniciones.

  • Arroz thai

Originario de Tailandia, es también conocido como “arroz jazmín”. De grano largo y fino, su sabor es suave y tiene notas florales. Ideal como ingrediente en salteados, curris, ensaladas y platos asiáticos.

  • Arroz vaporizado

Arroz sometido a un tratamiento con vapor de agua que transforma el almidón en un polímero gelatinoso inalterable ante nuevos procesos de cocción. Es el famoso arroz que “no se pasa”. Es un arroz de escaso sabor y que no absorbe los ingredientes con los que se cocina, por lo que sensorialmente tiene escaso valor.

Por último mencionaremos: el “arroz salvaje”; que no es arroz, es una gramínea de América del Norte y Canadá que suele comerse como guarnición o en ensaladas. Es rico en fibra y su tiempo de cocción es superior al arroz. El “arroz integral”, que es el arroz entero o completo, en el que únicamente se ha eliminado la cascarilla externa, es más nutritivo, tiene 9 veces más fibra y más vitaminas que el arroz blanco aunque escaso valor gastronómico debido a su textura y sabor y por supuesto el “arroz ecológico” cultivado con métodos naturales, sin abonos ni pesticidas químicos.

variedades de arroz