Entradas

Paseo en barca en La Albufera

Gastronomía valenciana: mucho más que paella en los restaurantes en Valencia

La paella es el plato más popular de la cocina valenciana, y donde mejor se puede disfrutar de esta completa y famosa receta es en Valencia, de eso no cabe duda. Incluso existen restaurantes que obtienen reconocimientos por elaborarla de la forma tradicional. Sin embargo, existen otras propuestas igual de suculentas en los fogones de la comunidad autónoma y que son ofrecidas en multitud de restaurantes en Valencia: Elaboraciones con siglos de tradición que se han ido adaptando a los nuevos gustos, pero que siguen respondiendo a las exigencias de los comensales con igual éxito.

Para darlos a conocer los establecimientos de restauración valencianos se esfuerzan por confeccionar cartas y menús propios que ofrecen a propios y foráneos, la posibilidad de ampliar sus sensaciones en el paladar.

restaurantes-en-valencia-arroz-casa-angel

Muestra de ello es, por ejemplo, el Esgarraet, un plato elaborado con pimiento y berenjena asados, a los que se añade el bacalao seco aderezado con aceite de oliva de la zona. Y es que al ser una zona costera, el consumo de pescados es habitual y siempre está presente en la mesa. Da igual que sea frito, desalado, que sea en forma de salazón o forme parte de un arroz caldoso, los pescados han sido estudiados y aprovechados para la realización de muchos platos propios de la gastronomía valenciana.

All i pebre; Una receta singular que encuentras en muchos restaurantes en Valencia

La más popular de estas creaciones es el plato All i pebre, un quiso elaborado con patatas, pimentón, ajo y anguilas propio de la zona de la Albufera. Existen muchos restaurantes en Valencia que realizan este plato de forma tradicional, aunque es en el Palmar donde es más frecuente consumirlo. Una zona en la que también podemos degustar el Suquet de peix, una mezcla de patatas, pescado, ajo y pimentón que se presenta como guiso de salsa.

Si nuestras preferencias se decantan por los vegetales, la cocina valenciana también ofrece múltiples propuestas. De hecho es rara la carta de platos que no incluya una ensalada de la casa (la típica de la región incluye tomates, lechuga y cebollas finamente cortadas). También es habitual que se haga referencia a entrantes vegetales elaborados con los productos de la temporada que se recogen en las huertas valencianas. Vegetales que se preparan a la plancha con sal y aceite, o en forma de bullit, un hervido tradicional que suele consumirse durante la cena.

No se quedan atrás los postres, donde también se han creado propuestas únicas muy vinculadas a la herencia musulmana que todavía hoy podemos rastrear en los pueblos y ciudades de la Comunidad Valenciana. Se trata, pues, de propuestas en las que están presenten los frutos secos -especialmente las almendras- y la miel.

La más popular de todas es el turrón, creación que ha sobrepasado fronteras llegando a consumirse en Asia y en el continente americano de manera significativa. Pero también podemos degustar otras creaciones, que si bien no son tan conocidas, son igual de ricas que el turrón.

Una oferta en la que encontramos los rosetones, el Panquemado (también conocido con los nombres de toña o fogaza que se elabora principalmente en la zona de Alicante), el Arrop i tallaetes (un postre elaborado con mosto de uva muy dulce y calabaza o fruta, propio del Valle de Albaida) o el Arnadí (un dulce elaborado con calabaza, boniato y almendras). En muchos restaurantes en Valencia se sirve de forma tradicional el pastelón de chocolate con galletas y cómo no, para quienes gusten más de una pieza de fruta, recordarles que la naranja valenciana está considerada una de las mejores del mundo.

Para que la mesa resulte completa es conveniente que contemos con vinos propios de la Comunidad Autónoma. Caldos que pertenecen a una Denominación de Origen propia como los vinos blancos del Alto Turia y la Serranía, o los tintos que se elaboran en Requena, Utiel y Campo de Liria. Sin olvidar en este repaso a la popular Mistela, que acompaña a las tapas de todos los bares de la región; o a las populares aguas de Valencia (un cóctel elaborado a base de zumos de naranja natural recién exprimido, y cava de la zona). Todos ellos complementos perfectos para los manjares que han nacido de la combinación del levante y del mar Mediterráneo.

Cabe resaltar que además de muy sabrosa, la gastronomía valenciana presente en multitud de  restaurantes en Valencia, es muy saludable pues están presentes en la misma las verduras y hortalizas, la carne blanca y el pescado, todo aderezado con aceite de oliva, tan beneficioso para nuestra salud. Además de sanos ingredientes la forma de preparación de los platos de la gastronomía valenciana no supone una elevada transformación de los ingredientes, algo que sin duda también agradece nuestro cuerpo, al presentar en muchas ocasiones los alimentos en su forma “cruda”, o bien cocida o asada.

5 beneficios de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea es una de las más saludables que existen y una de las principales razones por las que vivir y «comer en Valencia» es todo un privilegio. Se trata de una dieta rica en  alimentos naturales como frutas, verduras, legumbres, cereales, aceite de oliva, pescados frescos, y en cantidades más moderadas carne, huevos y lácteos.

Alimentos frescos, de calidad y cocinados de forma sana utilizando el aceite de oliva como base, conforman los diferentes guisos, arroces y demás platos de nuestra gastronomía.

Por desgracia, los hábitos de vida que tenemos en la actualidad nos impiden en muchas ocasiones disponer de tiempo para cocinar por lo que se pierde poco a poco este «importantísimo» valor.

De los innumerables beneficios de la dieta mediterránea en la salud vamos a señalar los cinco más importantes:

1noticia comida mediterranea)    Evita la aparición de enfermedades cardiovasculares. El aporte moderado de sodio y el aporte abundante de potasio y fibra, ayudan a disminuir la presión arterial. El aporte de aceite de oliva y los frutos secos se asocia a un efecto cardioprotector. Además el consumo de ácidos grasos poliinsaturados como el aceite de oliva virgen disminuye los niveles de colesterol “malo” (LDL) y aumenta el bueno (HDL). La dieta mediterránea reduce entre un 40 y un 50 por ciento los factores del riesgo cardiovascular a los tres meses de seguimiento.

2)     Evita la obesidad. Dieta rica en fibra, en alimentos frescos, frutas y verduras y cocinados de forma saludable ayudan a evitar el sobrepeso y actúan directamente en la disminución del índice de obesidad infantil.

3)     Evita el envejecimiento prematuro de las células. Es una dieta rica en vitaminas que actúa elevando los niveles de vitamina C, E, betacarotenos, polifenoles y otros antioxidantes en nuestro organismo.

4)     Previene la aparición de algunos tipos de cáncer. El aceite de oliva y los ácidos omega 3 entre sus innumerables ventajas se encuentran la de prevenir el cáncer de colon y el cáncer de mama según algunos estudios. Los ácidos omega 3 los encontramos entre otros alimentos en las nueces y en el pescado azul.

5)     Propiedades digestivas. La dieta mediterránea es rica en fibra, proveniente de los cereales, las legumbres, vegetales y frutas. Este es un factor clave a la hora de favorecer las digestiones, evitar el estreñimiento y prevenir enfermedades del colon, como la enfermedad diverticular que afecta a cerca de un 50% de los estadounidenses mayores de 60 años.

 

Restaurantes en Valencia: calidad, buena cocina y productos saludables

La ciudad de Valencia se encuentra situada en la costa de levante, con una temperatura media de aproximadamente 20 ºC, clima suave y predominio de días soleados, es una ciudad que invita a salir a la calle, disfrutar de largos paseos, realizar deporte al aire libre y por supuesto salir de tapas (muy típico valenciano) o a comer, disfrutando de la excelente gastronomía valenciana en alguno de los restaurantes que constituyen la extensa oferta hostelera de Valencia.

Los restaurantes en Valencia tienen muy buena fama, a nivel nacional y por supuesto también fuera de nuestras fronteras, pues es cada vez mayor el número de turistas que nos visitan cada año para disfrutar de nuestro clima, nuestra comida y nuestras playas.

Valencia tiene una cocina muy rica y variada. Las frutas y verduras, pescados y mariscos frescos, guisos, tapas y por supuesto sus arroces componen esta excepcional y saludable dieta valenciana, que no es otra que la dieta mediterránea pero específica de la zona costera de levante.

El protagonista en la mayoría de platos es el arroz en variadas formas de preparación, destacando la paella valenciana como plato estrella conocido internacionalmente. Otros platos tradicionales son el arroz al horno, arroz a banda (con pescado), arroz negro (con calamares en su tinta), arròs amb fesols i naps, un arroz caldoso con alubias y nabos o la fideuá (que sustituye el arroz por fideos).

Existen numerosos restaurantes en Valencia, localizados principalmente en el casco histórico de la ciudad, por toda la franja litoral, es decir a lo largo de sus playas y por supuesto en la Albufera de Valencia, concretamente en el Palmar, también encontramos una mayor concentración de restaurantes de comida típica valenciana. Es lógico, pues se trata de tres lugares de la ciudad de Valencia con mucho encanto y que son visitados de forma habitual por los propios valencianos y por supuesto por los turistas.

De los restaurantes en Valencia que ofrecen comida típica valenciana podríamos destacar muchos, por su calidad y trato familiar. Por ello si decides visitar Valencia, te recomendamos que disfrutes al máximo de su gastronomía. No olvides probar un buen arroz acompañado de un entrante saludable y un buen vino valenciano!

 

Restaurantes en Valencia