Restaurante Casa Ángel

¡Así es como se come una paella!

A nadie escapa que la paella es el plato más conocido de la cocina española. De ella se han realizado numerosas versiones y variaciones, renovaciones e incluso reinvenciones que están muy alejadas de la tradicional paella valenciana, pero, ¿cómo se come una paella según la tradición valenciana?

Sin embrago, hoy por hoy, nadie se ha parado a pensar en que la paella es mucho más que un conjunto de ingredientes que se cocinan en un recipiente concreto. Y es que no sólo hay que saber cómo se hace una paella, también hay que conocer su significado. Especialmente en lo que a la forma de comerla se refiere.

En la Comunidad Valenciana la paella es sinónimo de hermanamiento y de familia, de ahí que suela comerse unos días concretos y de una manera especial. Si no sabes a lo que nos estamos refiriendo, no te preocupes, en Restaurante Casa Ángel hemos preparado este artículo con el que queremos ayudarte a conocer cómo se come una paella. Presta atención y toma nota para la próxima vez que pienses en comer paella.

Restaurante Casa Ángel

 

Cómo se come una paella

La paella es una elaboración de grandes dimensiones que, por sus particularidades, pide ser compartida. De ahí que en muchas reuniones familiares (especialmente las de Valencia, pero también en toda España) la paella sea uno de los recursos habituales. Y es que se trata de un plato en el que muchas personas pueden aportar algo, que se hace poco a poco y que permite coronar la mesa en la que se degustará la comida.

En Restaurante Casa Ángel consideramos que el valor simbólico de la paella debe reclamarse con la misma fuerza con la que se defiende su receta original o la calidad del recipiente en el que se cocina. De ahí que hayamos redactado este decálogo en el que queremos expresar cuál es la manera adecuada de comer una paella.

  1. La paella se come con tenedor si nos la han servido en un plato. Es decir, si vamos a comer nuestra ración. En caso de que vayamos a comer directamente de la paellera, la tradición dice que debemos usar cuchara. Antiguamente el protocolo marcaba que esta cuchara fuera de madera, pero hoy día dado que son más complicadas de encontrar, podemos pasar por alto este detalle y manejar una cuchara metálica.
  2. La distribución de la paella se hace como si se tratara de una tarta. Es decir, se hace por porciones. A cada una de las personas que hay en la mesa le corresponde un triángulo desde los laterales hasta el centro. Y no podemos invadir el de otro comensal, por mucho que nos apetezca la gamba o el trocito de carne que haya en su zona.
  3. La paella debe comerse directamente de la paellera, aunque sea algo a priori, extraño.
  4. Si hay alguien que quiere que se le aparte su ración, no hay problema. Se la servimos en un plato y listo. Eso sí, a la hora de sacarle se hace del centro de la paella, nunca de los laterales. Y es que si hacemos esto último estaremos entorpeciendo la división del resto de la paella.
  5. Para que no se caigan los granos de arroz, lo suyo es llenar la cuchara bien y apelmazar un poco su contenido contra los bordes de la paellera. Ojo, un poco, no hay que aplastar la totalidad del contenido de la cuchara.
  6. Si no te gusta alguno de los ingredientes que han caído en tu porción, los puedes separar con el extremo de la cuchara que no entre en contacto con tu boca y depositarlo en el centro. Seguro que algún alma caritativa se hará cargo de ello.
  7. Cuando uno de los invitados a la paella ya ha saciado su apetito, bastará con que apoye la cuchara sobre la paella para que el resto sepa qué está ocurriendo. Si ha dejado algo de su porción, estará a disposición del resto de las personas que comparten la paella.
  8. A nadie escapa que el “socarraet” es de lo más atractivo de la paella. Cuando aparezca se debe repartir de manera equitativa entre todos los comensales.
  9. La comida concluye cuando todas las personas que están en la mesa se retiran de la misma; o cuando ya no queda ni un granito de arroz que poder llevarse a la boca.

Dado lo divertido y entretenido que resulta comer paella, lo ideal es hacerlo en familia o con un grupo de amigos. Comentando lo que nos parece la misma e incluso proponiendo nuevas recetas o secretos a la persona que la haya preparado.

Es conveniente, además, ir regando cada bocado de paella con un buen vino o con un buen trago de agua.

Restaurante Casa Ángel. como se come una paella

 

Ahora pues, ya sabes cómo se debe comer una paella. Y ya puedes compartir este momento de la mejor manera posible con tus familiares y amigos. Sobre todo si es en nuestro restaurante, donde cuidaremos que todos participéis de la experiencia con el mismo éxito.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *